Atlético Madrid, sin sobrarle nada, venció al Mallorca por 1 a 0 y se afirmó en puestos de clasificación a la próxima Champions League

El Atlético de Madrid ha ganado este sábado por 0-1 en su visita al RCD Mallorca, con un gol tempranero de Rodrigo Riquelme, en un partido de la jornada 34 de LaLiga EA Sports y que ha servido a los colchoneros para resguardar su cuarta posisión, mientras que los baleares han encajado otro revés en sus aspiraciones por salvar la categoría. En el Estadi Mallorca Son Moix, golpearon pronto los visitantes con el 0-1, marcado por Riquelme con una maniobra preciosa en la corona del área. César Azpilicueta sacó largo en banda desde la derecha, despejó de cabeza Martin Valjent y el balón cayó a pies del número 17 del Atlético, que estaba de espaldas a portería y giró raudo sobre sí mismo. A la vez, Riquelme tocó con la diestra y se pasó el esférico detrás del otro pie, regateando así a Dani Rodríguez y a Pablo Maffeo hasta enganchar un derechazo raso y ajustado al palo, que batió al guardameta Predrag Rajkovic. Respondieron los bermellones por obra de Antonio Raíllo, que cabeceó una falta directa al área y la pelota se marchó por poco. Pese a ello, el partido se mentuvo algo espeso hasta alcanzar la media hora, cuando Mario Hermoso combinó con Ángel Correa en un ataque rojiblanco. El central cabalgó hasta las cercanías de Rajkovic, hizo una pared con su compañero y dentro del área enganchó un zurdazo que se fue desviado tras tocar en la escuadra de la portería por su lado exterior. Lo intentaron entonces los pupilos de Javier Aguirre, sobre todo en busca de su delantero alto Vedat Muriqi. Todos esos balones bombeados al área fueron repelidos, bien por la zaga o por el arquero Jan Oblak, que se lastimó la espalda en uno de los despejes, aunque finalmente sin consecuencias. De hecho, en la última ocasión peligrosa antes del descanso, Oblak atrapó un remate poco ortodoxo de Muriqi con la coronilla. Al regreso de vestuarios, el Mallorca dominó la posesión, pero sin colmillo. Así quedó claro cuando Marcos Llorente en el 55′ tuvo otra oportunidad de marcar para el Atlético, aunque su mal disparo se fue por encima del larguero. Los de Diego Pablo Simeone decidieron contemporizar, algo que animó paulatinamente a los locales. Saltó Cyle Larin al césped en el 62′, como reemplazo de Abdón Prats, y empezó a incordiar a los defensas rivales. Suyo fue un derechazo en el 79′ que puso en serios apuros a Oblak, que despejó la pelota pegado al poste y envió la jugada a córner. Otro disparo en la recta final, en esta ocasión en botas de Javier Llabrés, acabó igualmente con el balón entre los brazos del portero esloveno del Atlético. Se encerraron los madrileños, confiando en que la escasa mordiente de su adversario no sería un problema. Incluso Rajkovic subió a rematar un córner en el descuento, pero ahí tampoco hubo puntería. Le salió bien la estrategia al ‘Cholo’ Simeone, cuyo equipo alcanzó los 67 puntos gracias a esta victoria; asentados en la cuarta plaza, los colchoneros mantuvieron la distancia de seis puntos respecto al Athletic Club, inquilino del quinto puesto. Mientras, el Mallorca continúa con 32 puntos en la zona baja de la tabla, solo dos posiciones por encima del descenso. FICHA TÉCNICA. –RESULTADO: MALLORCA, 0 – ATLÉTICO DE MADRID, 1 (0-1, al descanso). –ALINEACIONES: MALLORCA: Rajkovic; Maffeo (Morlanes, min.62), Valjent (Radonjic, min.76), Raíllo, Nastasic, Lato; Mascarell (Llabrés, min.86), Darder, Dani Rodríguez (Gio González, min.76); Prats (Larin, min.62) y Muriqi. ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Azpilicueta (Reinildo, min.90+1), Witsel, Giménez, Hermoso (Molina, min.46; Savic, min.90), Riquelme; Llorente, Koke, Barrios, Lino (Morata, min.83); y Correa (De Paul, min.80). –GOL: 0-1, min.5: Riquelme. –ÁRBITRO: Alberola Rojas (C.Manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a Raíllo (min.71) y Muriqi (min.75) por parte del Mallorca. –ESTADIO: Estadi Mallorca Son Moix, 20.519 espectadores.

Artículo anteriorManchester City, con un poker de Haaland y un gol de Julián Álvarez, aplastó al Wolverhampton por 5 a 1 y sigue a tiro de la cima
Artículo siguienteMasters 1000 de Madrid: Iga Swiatek le ganó una memorable final a Aryna Sabalenka por 7-5, 4-6 y 7-6 y se consagró campeona en la Caja Mágica