Gimnasia LP ganó el desempate por 1 a 0 en Rosario, sigue en Primera y condenó a Colón a jugar en la segunda categoría

Con una actuación heroica de su arquero Nelson Insfrán y con un gol de Nicolás Colazo anotado cuando ya estaba lesionado y a punto de abandonar la cancha, Gimnasia le ganó a Colón 1-0 en Rosario en el desempate por el descenso y aseguró su permanencia en la máxima categoría. El conjunto santafesino, que tuvo el empate en los pies de Wanchope Ábila y de Perlaza en tiempo de descuento, bajó a la Primera Nacional junto con Arsenal.

Si Gimnasia necesitaba héroes para asegurar su continuidad en Primera, tiene dos nombres propios para corroborrarlo: Colazo e Insfrán. El lateral exBoca, porque metió un zurdazo inolvidable al ángulo, cuando ya estaba lesionado y era cuestión de segundos que saliera de la cancha, para anotar el único tanto del partido antes del final del primer tiempi. Y el arquero, que no había atajado ni un solo partido en el certamen, porque tuvo dos tapadas impresionantes en tiempo adicionado, cuando Colón apretaba en busca del empate.

El encuentro estuvo a la expectativa de lo que se podía suponer por todo lo que había en juego. Con nervios y tensión, los dos se sintieron maniatados por la situación. En ese contexto, Colón intentó jugar un poco más a partir de los aportes de Botta, pero Gimnasia lo neutralizó con enjundia y concentración. Así parecía que se iba a ir el primer tiempo, pero Colazo, ya sentido en su pierna, cambió la historia con un zurdazo inolvidable después de que Soldano le bajara la pelota en la puerta del área. 

En desventaja, el equipo de Damonte apostó por las variantes y buscó por todos los medios acorralar a Gimnasia, que se retrasó demasiado y aguantó como pudo. Anotó dos goles por intermedio de Wanchope, pero en uno estaba adelantado y en el otro hubo infracción previa de Toledo sobre Insfrán. Entonces llegó el tiempo descuento, que tenía reservado un capítulo especial para el arquero de Gimnasia, que reemplazó a último momento a Durso, de flojos rendimientos en el último tramo del torneo.

El guardavallas formoseño que promovió Diego Maradona en su estadía en La Plata, que tuvo pasos a préstamo sin gloria por Central Córdoba y San Martín de Tucumán y que no venía con continuidad, le tapó un remate cruzado bajo a Ábila y luego una media vuelta al ángulo a Perlaza para salvar del descenso al Lobo y quedar en la historia del club.

Para Colón, que hace tres años festejó su primer título en Primera División, la caída significó el final de un tobogán que se acentuó en los últimos meses y que condenó al equipo a un nuevo descenso.

Artículo anteriorLiga de España: Las Palmas derrotó al Getafe por 2 a 0 en el partido que abrió la décimo quinta fecha
Artículo siguienteLiga Nacional de Básquet: Independiente de Oliva se hizo fuerte como local y se impuso a Peñarol por 83 a 75