San Lorenzo perdió en su primer amistoso ante Progreso por 2 a 0 en Uruguay

Con la presentación de Matías Reali -¿se cae su pase?, ver quinto párrafo- y una indisimulable ausencia de gol, San Lorenzo perdió 2 a 0 ante Progreso en Uruguay este miércoles por el primer partido de la amistosa Copa Río de la Plata, disputada en el país vecino.

Mientras mantiene un mercado de pases movidito en el rubro salidas pero estático por el lado de las llegadas, el equipo de Leandro «Pipi» Romagnoli puso primera en este receso y, aunque utilizó a varios habituales suplentes, se llevó un resultado que confirma lo que vienen anticipando los que siguen al Ciclón: la falta de refuerzos.

Durante este parate FIFA, San Lorenzo vendió al lateral Agustín Giay al Palmeiras en tanto que ya da como saliente al goleador y capitán Adam Bareiro, a pesar de que la operación con River sigue empantanada luego de varios amagues de haber llegado a buen puerto.

Es cosa segura que el paraguayo no seguirá en Boedo ya que el propio jugador lo decidió así y si su destino no está en Núñez, será en otro lado. Hasta incluso se baraja la posibilidad de pagar él mismo la cláusula de salida (3,5 millones de dólares) según informó el periodista Pablo Lafourcade.

Para colmo, mientras Reali tenía su debut no oficial con la camiseta azulgrana, desde Independiente Rivadavia denunciaron irregularidades en la operación y habrá que ver qué le depara al hábil extremo. «Se manejaron muy mal. Nos estafaron. Nunca se acreditó el dinero que dijeron haber enviado. Mandaron un certificado trucho», dijo el presidente de Independiente, Daniel Vila en Radio La Red. 

En cuanto al partido de este viernes, San Lorenzo salió con muchos pibes: Lautaro López Kaleniuk -sin responsabilidad en los goles-; Nahuel Airas, Gonzalo Luján -convocado por Mascherano a París 2024-, Daniel Herrera y Elías Báez; Elián Irala, Tomás Porra, Iván Tapia y Matías Reali -el único refuerzo hasta ahora, exIndependiente Rivadavia-; Ezequiel Cerutti y el colombiano Diego Herazo.

Más tarde ingresaron Alexis Cuello, Seba Blanco, Francisco Perruzzi, Nicolás Hernández, Iván Leguizamón, Tobías Medina y Cristian Tarragona.

El Ciclón dominó la pelota durante la primera parte pero falló en el gol, cosa que se le viene negando a «Lukaku» Herazo, quien por ahora se disputa el lugar vacante por Bareiro con Tarragona. En la segunda parte el equipo del Pipi pagó caras las distracciones defensivas, sobre todo en el segundo gol uruguayo, cuando se combinaron varios yerros de diferentes jugadores.

Progreso viene de salir quinto en el Apertura uruguayo y sacó pecho con el triunfo, levantando el trofeo en disputa e incluso cargando a algunos periodistas partidarios del Ciclón vía sus redes sociales.

La próxima parada de San Lorenzo será el martes ante Peñarol. Vale recordar que el equipo del Pipi se está preparando para jugar octavos de final de Copa Libertadores ante Atlético Mineiro.

Artículo anteriorPresentaron la grilla de actividades para las Vacaciones de Invierno
Artículo siguienteJuegos Olímpicos: Rocío Sánchez Moccia y Luciano De Cecco serán los abanderados de la delegación argentina en París 2024