Dallas Mavericks, de la mano de Irving y Doncic, superó a Minnesota T’wolves por 124 a 103 y está en la gran final

Redacción Deportes (EE.UU.), 30 may (EFE).- Los Dallas Mavericks de Luka Doncic y Kyrie Irving arrollaron 103-124 este jueves a los Timberwolves de Minnesota para ganarse una plaza en la final de la NBA que disputarán contra los Boston Celtics.

Doncic e Irving sumaron 72 puntos para ganarse en el quinto partido contra Timberwolves el pase a la serie final con los Celtics de Boston.

El esloveno se apuntó el doble doble de 36 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias, mientras que Irving agregó los mismos tantos, 4 rebotes y 5 asistencias.

PJ Washington añadió 12 puntos y Daniel Gafford 11.

Por los locales, Karl Anthony Towns y Anthony Edwards hicieron 28 puntos cada uno.

Los Timberwolves iban perdiendo 3-0 en la serie cuando resucitaron el martes al vencer a los Mavericks 105-100 en el cuarto partido de la serie.

Los Mavericks no han llegado a la final desde la temporada 2010-2011, cuando ganaron su único campeonato NBA.

Doncic, quien como Irving se culpó de la derrota el pasado martes, sumó 12 puntos, 6 de ellos de dos triples, en los primeros minutos de juego, con lo que los visitantes declararon sus intenciones (8-16).

El entrenador de los Timberwolves, Chris Finch, pidió su primer tiempo muerto y en un abrir y cerrar de ojos los locales empataron a 18.

Pero el exmadridista esloveno acertó otros dos triples de corrido para devolver una ventaja considerable a los texanos e Irving cerró el marcador del cuarto inicial con una internada (19-35).

Doncic concluyó el primer segmento con más tantos (20 con 72.7 por ciento de aciertos) que todo el equipo local.

El segundo parcial comenzó explosivo con un tiro con paso atrás de Irving, triple de Maxi Kleber y los locales con estadísticas de tiro deprimentes (14.3 % en triples y porcentaje de 31 en total).

Las dos defensas cerradas obligaron a alargar los pases en ataque para ambas escuadras, pero era Dallas la que conservaba un abrumador liderazgo antes de llegar al ecuador del segundo cuarto a pesar de unos brillantes minutos de Towns (32-49).

Triples de Doncic (25 puntos y 5 triples en la primera mitad) e Irving (19) consiguieron que los Mavericks llegaran al descanso con unos abrumadores 29 puntos arriba (40-69).

Los Mavericks inscribieron porcentajes de acierto por encima de 60 mientras que los Timberwolves registraron un triste 34,9 % de éxito con un lamentable 16,7 % (2 de 12 intentos) en triples.

Doncic sirvió un pase que Washington convirtió en “alley oop” y la siguió metiendo para llegar a sus 29 puntos personales a minuto y medio de comenzado el tercer segmento.

El entusiasmo que los aficionados del Target Center de Minneapolis habían mostrado desde el comienzo del partido se apagó cuando Doncic llegó a sus 31 puntos para imponer una ventaja de 36 tantos (46-82).

Tres triples de Edwards en un par de minutos hicieron poca mella a los dominadores visitantes (60-87), pero fueron suficientes para que el entrenador de Dallas, Jason Kidd, llamara a capítulo a sus pupilos.

Towns acertó su primer triple de cinco intentos, Irving le contestó con su tercero de siete y Doncic llegó a sus 33 puntos para dejar el marcador en 73-97 a falta del último cuarto.

Los locales comenzaron el segmento definitivo con un 9-0 que interrumpió Irving con un palmeo (78-103).

El australiano americano clavó su cuarto triple y Doncic su sexto cuando a falta de medio parcial parecía que la final de la NBA de este año ya estaba definida (85-111).

Los Timberwolves se dieron por vencido y Finch sacó a jugar a los suplentes minutos antes de concluir un partido que le dio el pase a la final a los Mavericks (103-124).

Chicago (EE.UU.), 30 may (EFE).- El esloveno Luka Doncic firmó este jueves una nueva actuación monumental en el 103-124 en el campo de los Minnesota Timberwolves y se clasificó para las Finales NBA por primera vez en sus seis temporadas en el baloncesto estadounidense.

Lo hizo como líder incuestionable, con 36 puntos, diez rebotes y cinco asistencias, de una franquicia que regresa a pelear por el anillo tras el título de 2011 ganado con el alemán Dirk Nowitzki como protagonista.

El exmadridista, de 25 años, se jugará la gloria en unas Finales estelares contra los Boston Celtics, que arrollaron 4-0 a los Indiana Pacers en las finales de la Conferencia Este. Las Finales, al mejor de los siete partidos, empezarán en el TD Garden de Boston el próximo 6 de junio.

Doncic llega a ese escenario como MVP de las finales de la Conferencia Oeste tras dar un recital en el Target Center de Minnesota para cerrar la serie 4-1.

El esloveno había asumido «la culpa» hace dos días por la derrota sufrida en casa que prolongó la serie. Los 20 puntos anotados en tan solo el primer cuarto, con ocho de once en tiros de campo y cuatro triples, enseñaron el camino a los texanos.

Dallas vuelve a vivir momentos de ensueño por primera vez desde los gloriosos tiempos del alemán Dirk Nowitzki, el hombre que junto a líderes como Jason Terry dio a los Mavs el anillo de 2011 en las Finales contra los Miami Heat de LeBron James.

«Este trofeo es de todo el equipo, no soy yo. Ir a las Finales, no me lo puedo creer», aseguró un emocionado Doncic al acabar el partido en la entrevista a pie de campo.

Doncic se clasificó para las Finales tras promediar 28.8 puntos, 9.6 rebotes y 8.8 asistencias en esta postemporada, en la que los Mavericks eliminaron a Los Ángeles Clippers (4-2), los Oklahoma City Thunder (4-2) y los Wolves (4-2).

El esloveno selló seis triples dobles, el último de los cuales el pasado martes en la derrota padecida en el America Airlines Center.

Acumuló siete partidos por encima de los 30 puntos y nunca anotó menos de 18.

Sus números en los ‘playoffs’ son asombrosos. Promedió 31 puntos en el curso 2019-2020, 35.7 en el 2020-2021 y 31.7 en el 2021-2022, antes de perderse la postemporada de la campaña pasada.

Fue un paso atrás que le ayudó a regresar aún más motivado en esta temporada, en la que fue el séptimo de la etapa regular por promedio de anotación, con 28.7 puntos por partido.

Le espera ahora un choque de titanes con los Boston Celtics de Jayson Tatum, Jaylen Brown, Jrue Holiday y el gran ‘ex’ Kristaps Porzingis, quien está trabajando en su proceso de recuperación tras un problema de pantorrilla.

Los Celtics arrancan con ventaja de campo, aunque los Mavericks ya han ganado seis veces lejos de Dallas en esta postemporada. Por su parte, Boston ganó todos los encuentros disputados lejos del TD Garden.

Para los Mavericks serán las terceras Finales NBA de su historia, mientras que los Celtics irán a por su decimoctavo título, lo que representaría un récord.

Andrea Montolivo

Artículo anteriorCopa Libertadores: River derrotó a Deportivo Táchira por 2 a 0 y terminó como el mejor de los primeros
Artículo siguientePrimera Nacional: El líder Colón recibe a Atlético Rafaela y Racing de Córdoba visita a Arsenal