Manchester United, con un gol de Garnacho, se impuso al Manchester City por 2 a 1 y se coronó campeón de la FA Cup

Manchester City y Manchester United protagonizaron un nuevo derby de la ciudad con motivo de la final de la FA Cup. En Wembley, los eternos rivales se cruzan con un título en juego con el que el fútbol inglés despedirá su temporada. Fueron los Diablos Rojos los que festejaron por el 2-1 a favor, producto de los goles de los jóvenes de 19 años Alejandro Garnacho y Kobbie Mainoo en la primera mitad. Sobre el final, descontó el belga Jeremy Doku. El argentino Lisandro Martínez fue titular, mientras que Julián Álvarez ingresó desde el banco.

En un duelo vibrante, en el que abundó el juego intenso en uno y otro bando, fueron los Diablos Rojos quienes sacaron ventaja y rompieron el cero gracias a un error fatal en la última línea del City. Gvardiol protagonizó una desinteligencia con el arquero Stefan Ortega, quien no entendió que le iba a ceder el balón con su cabeza, y Alejandro Garnacho no tuvo más que empujar el balón hacia el fondo del arco al minuto 30. El argentino, titular junto a su compatriota Lisandro Martínez (a diferencia de Julián Álvarez, quien es suplente en el cuadro de Guardiola), sería protagonista también del segundo tanto.

A los 40, Garnacho recibió un balón largo situado como extremo derecho, aceleró y luego cedió a la puerta del área grande para un Bruno Fernandes que asistió de manera exquisita, con ojos en la nuca, a un Kobbie Mainoo que quedó cara a cara con el arquero, definió de primera y no falló. Fue otro duro golpe sobre el cierra de la etapa inicial para el City, que apenas tuvo un par de aproximaciones que no le llevaron demasiada preocupación al arquero camerunés André Onana.

En el complemento, lentamente el City comenzó a encontrar la circulación que le faltó en el arranque. Con los cambios propuestos por Guardiola (Manuel Akanji, Jeremy Doku en el entretiempo y Julián Álvarez un rato después), los Ciudadanos intentaron patear el tablero. El belga Doku empezó a desnivelar como wing izquierdo y la chance clara estuvo con un centro atrás de él que terminó en zurdazo de Erling Haaland al poste. Al rato, Kyle Walker sacó un disparo de media distancia que hizo revolcar a Onaná y luego Julián Álvarez pateó de zurda por encima del travesaño. La Araña, asistido por Foden, no acertó al arco tras controlar mano a mano y definir de zurda minutos después.

Los de ten Hag buscaron bajarle el ritmo al partido de forma muy evidente frente a los embates continuos de los de Guardiola. Esta actitud se reflejó justo antes de la salida de Lisandro Martínez, quien sufrió un calambre y fue sustituido por el norirlandés Jonny Evans al minuto 72. El defensor argentino pidió auxilio médico y luego se cruzó feo con Kyle Walker, quien le recriminó que estaba perdiendo tiempo al no salir por el límite más cercano del campo de juego. Hubo insultos e invitación a pelear luego del partido.

La resistencia ofrecida por el United duró hasta los 87′, cuando el inquieto y picante Doku recibió en el vértice del área grande ubicado como puntero izquierdo, ensayó un enganche endiablado para acomodar el tiro para su pierna derecha y desenfundó al primer palo. Onaná voló y llegó a tocar el balón, pero no pudo desviarlo y se incrustó contra el lateral interno de la red de su arco. Fue una bocanada de aire para los de Guardiola y una cuota de suspenso para el epílogo. Pero la suerte estaba echada.

Con la victoria consumada, Manchester United se aseguró la presencia en la próxima edición de la Europa League (si ganaba el City, el clasificado iba a ser Chelsea, que ahora jugará Conference League) y además disputará la Community Shield nuevamente contra el City en el arranque de la siguiente temporada.

Además, los Diablos Rojos alcanzaron su 13° estrella y quedaron a apenas un título de FA Cup del Arsenal, máximo exponente en este rubro con 14 (el City quedó con 7). Respecto a los futbolistas argentinos, este es el segundo título en la carrera de Garnacho, que había alzado el año pasado la Copa de la Liga. El campeón del mundo Lisandro Martínez ahora tiene 9 trofeos en su vitrina personal (4 con Ajax, tres con la selección argentina y dos con el United), mientras que Julián Álvarez se privó de alcanzar su 17° lauro como profesional.

Artículo anteriorFórmula 1: Charles Leclerc sorprendió a todos y se adjudicó la pole position en Mónaco
Artículo siguienteEtcheverry cayó ante el francés Perricard por 6-4, 1-6 y 7-6 y no pudo gritar campeón en el ATP 250 de Lyon