Schwartzman venció al austríaco Neumayer por 6-2 y 6-3 y se metió en la tercera ronda de la Qualy rumbo a Roland Garros

Roland Garros va tomando forma y este martes se completó la primera fase de la qualy con buenas y malas para los argentinos. En el cuadro masculino, Diego Schwartzman y Román Burruchaga avanzaron de ronda mientras que Camilo Ugo Carabelli se despidió. Entre las mujeres, perdieron Paula Ormaechea y Martina Capurro Taborda.

Este miércoles arrancará la segunda etapa de la clasificación con las presentaciones desde temprano de Facundo Bagnis (119º de la ATP) vs. Juan Manuel Cerúndolo (178º) y Julia Riera (93º de la WTA) contra la francesa Harmony Tan (233º), ambos partidos desde las 5; Marcos Trungelliti (166º) ante el canadiense Gabriel Diallo (166º) no antes de las 6:15; Burruchaga (145º) contra el japonés Yasutaka Uchiyama (214º) no antes de las 7:35; Schwartzman (141º) contra el local Quentin Halys (187º) y Solana Sierra (179º) vs. la australiana Olivia Gadecki (165º), ninguno antes de las 8:50.

Vale recordar que la qualy consta de tres fases y reparte 16 boletos tanto entre hombres como mujeres para el cuadro principal del Grand Slam sobre polvo de ladrillo, que se largará este domingo 26.

En cuanto a los partidos de este martes, la nota la dio Schwartzman, quien venía de anunciar su retiro (será en el Abierto de Buenos Aires del año que viene) y logró superar al austríaco Lukas Neumayer (212º) por 6-2 y 6-3 en apenas una hora y 10 minutos. «Quiero sentirme de nuevo competitivo», aseguró el Peque, semifinalista en 2020.

«Estos últimos meses no me sentí muy bien en la pista, no estaba concentrado al 100% en mi tenis. Quiero cambiar eso para los torneos que quedan, quiero sentirme mucho más competitivo», aseguró el porteño de 31 años desde la pista Suzanne Lenglen, la segunda en importancia del torneo.

«Jugar un partido de la fase previa en la Suzanne-Lenglen, con esta atmósfera, es fantástico. Poder prolongar este sentimiento y superar la fase previa sería genial», agregó el Peque sobre el escenario.

Quien también pudo festejar fue Román Burruchaga, de 22 años e hijo de Jorge, campeón del mundo en México ’86: venció al chino Juncheng Shang (89º) por 6-4 y 7-6 (5). Sentimiento opuesto se llevaron Carabelli (110º), que cayó contra el español Bernabé Zapata Miralles (203º) por 7-6 (1) y 6-4; Capurro Taborda (162º), derrotada por la canadiense Rebecca Marino (164º) por 6-3 y 7-6 (4), y Ormaechea (929º), que no pudo con la rumana Cristina Dinu (229º), vencedora por 6-2 y 6-0.

Artículo anteriorMauricio Pochettino dejó de ser el director técnico de Chelsea
Artículo siguienteGuillermo Barros Schelotto le dijo no a Independiente