Cleveland Cavaliers se quedó con el séptimo y decisivo partido ante Orlando Magic por 106 a 94 y está en las semifinales del Este

Redacción Deportes (EE.UU.), 5 may (EFE).- Los Cleveland Cavaliers, liderados por Donovan Mitchell y que perdían por 18 puntos en el segundo cuarto, remontaron este domingo y terminaron imponiéndose por 106-94 a los Orlando Magic en el séptimo y último partido de esta serie para clasificarse a las semifinales de la Conferencia Este de la NBA.

Cuartos en la temporada regular en su conferencia, los Cavaliers se medirán ahora a los Boston Celtics, primeros en el Este con el mejor balance de la liga.

Mitchell, cuyos 50 puntos se quedaron sin premio en el sexto encuentro, sumó este domingo 9 rebotes y 5 asistencias y materializó 39 puntos decisivos, 17 de ellos en un tercer cuarto espectacular que encendió la remontada local (33-15).

Sin el lesionado Jarrett Alllen, Evan Mobley dio un paso al frente con 11 puntos, 16 rebotes y 5 tapones. Caris LeVert, saliendo del banquillo, aportó 15 puntos y Max Strus logró 13 (11 en el tercer cuarto).

Darius Garland no tuvo su día (12 puntos con 3 de 13 en tiros) pero firmó varias jugadas clave en el desenlace.

Los Cavaliers no superaban una eliminatoria -sin contar con LeBron James en su plantilla- desde 1993. Esta es además la mayor remontada en un séptimo partido en la NBA desde que hay ‘play-by-play’ (1997).

Los 38 puntos y 16 rebotes de un sensacional Paolo Banchero no fueron suficientes para unos jóvenes Magic que, pese a la eliminación, han firmado una gran temporada y tienen un futuro brillante.

 Wendell Carter agregó 13 puntos y 7 rebotes, Franz Wagner no estuvo fino con 6 puntos y 1 de 15 en tiros y Jalen Suggs tampoco brilló, con 10 puntos y 9 rebotes pero 2 de 13 en intentos a canasta.

Dos triples consecutivos de Banchero y uno de Carter empezaron a dar ventaja a Orlando al promediar el cuarto inicial y el entrenador de Cleveland, JB Bickerstaff, pidió su primer tiempo muerto.

Los Magic metieron 4 triples de 9 intentos mientras que los Cavaliers no acertaron ninguno de sus 7 tentativas en un primer parcial de dominio visitante (18-24).

Banchero sumó 10 puntos en ese primer capítulo en el que los Cavaliers solo metieron el 27,3 % de sus tiros.

Orlando cerró su defensa, abrió huecos en la local y con tiros de Banchero y Cole Anthony aumentó la ventaja hasta los 18 puntos en un segundo cuarto en el que los aficionados del Rocket Mortgage Fielhouse de Cleveland, que empezaron el partido con entusiasta apoyo, se les hacía cada vez más difícil animar a su equipo.

Banchero, arrollador en la primera mitad, llegó al descanso con 24 puntos y 8 rebotes. Pero unos explosivos minutos de Mitchell y LeVert y un triple largo de Sam Merrill despertaron a los aficionados locales al conseguir recortar algo la brecha, que camino del vestuario era de 43-53.

La respuesta de los Cavaliers en la reanudación fue impactante y los triples de Strus y Mitchell recortaron a 4 la ventaja de los Magic en los primeros dos minutos del tercer parcial (51-55).

Orlando comenzó a descuidar su defensa y a fallar en ataque. Cleveland, en cambio, creció mucho en la protección de su aro y logró empatar el encuentro a 64 con 4.09 de concluir el cuarto.

Los Cavaliers no se detuvieron ahí: otros dos triples consecutivos de Strus y dos tiros libres de Isaac Okoro les dejaron con un +8 cuando terminó el segmento (76-68).

Mitchell fue un torbellino en ese tercer periodo con 17 puntos y Strus consiguió 11. Además, la defensa de Cleveland secó completamente a Orlando (16,7 % en tiros y 18, 2% en triples).

Con el viento a favor, los Cavaliers aumentaron a 11 su ventaja en la primera mitad del parcial definitivo (88-77).

Banchero no tiró la toalla y sumó otros 10 puntos en el cuarto definitivo, pero Garland, tras una tarde muy desacertada, reaccionó con varias jugadas decisivas y también sumó 10 tantos en el último periodo que le sirvieron a Cleveland para pasar a semifinales del Este (106-94).

El primer partido de la serie Celtics-Cavaliers se jugará en Boston este martes.

Artículo anteriorRublev lo revirtió, superó en la final a Auger-Aliassime por 4-6, 7-5 y 7-5 y se coronó campeón del Masters 1000 de Madrid
Artículo siguienteEstudiantes, por las manos de Mansilla, le ganó en los penales a Vélez y es el nuevo campeón de la Copa de la Liga