Real Madrid se impuso al Barcelona por 3 a 2, festejó en el clásico y quedó a un paso de gritar campeón

Luego de imponerse 3-2 este domingo en el Santiago Bernabéu en el derbi ante Barcelona, el Real Madrid –más puntero que nunca– tiene la Liga de España atada, en la continuidad de la jornada 32. 

Los culés se fueron adelante en el marcador en dos ocasiones, sin embargo no pudieron mantener la ventaja y terminaron siendo remontados por los merengues. 

El danés Andreas Christensen abrió el marcador, igualó el brasileño Vinicius Junior de penal, Fermín López ilusionó a los blaugranas, pero apareció Lucas Vázquez para volver empatar el trámite. En el final, el inglés Jude Bellingham marcó el tanto de la victoria para el Merengue. 

Como en la primera vuelta en el Olímpico de Montjuic, Bellingham volvió a ser determinante en el clásico español al rematar un centro que dejó en la lona la pretensión del Barcelona de alargar la pugna por el campeonato, ya que el triunfo local otorga once puntos de ventaja a la escuadra del italiano Carlo Ancelotti, con seis jornadas por disputarse. Matemáticamente, los de Xavi Hernández aún no pueden rendirse, pero sólo un milagro les permitiría soñar con revalidar el título.

El tanto del inglés, que no marcaba en la Liga de España desde inicios de febrero, fue otra vez la recompensa para un equipo que no se rinde, que se vio dos veces abajo en el marcador y que reaccionó en ambas para evitar una derrota que hubiera animado al Barcelona y le hubiera metido más presión de la deseada. 

Pero, como en tantos clásicos, hubo polémica. Barcelona reclamó que no hubo penal de Cubarsíun gol de Lamine Yamal de corner que el VAR no pudo validar al no verse claramente en ninguna imagen que cuando el arquero ucraniano Andriy Lunin sacó el balón, éste había rebasado la línea; así como una tarjeta roja al francés Eduardo Camavinga y otras caídas del uruguayo Ronald Araújo y de Fermín en el área local. 

Pero nada de esto fue atendido por el árbitro y el clásico se encaminó a un final vibrante, ya sin actores estelares como Vinicius, el alemán Toni Kroos, el polaco Robert Lewandowski o el brasileño Raphinha en el campo, aunque la clave del éxito blanco fue Bellingham. 

Derrapó el Aleti

Por su parte, el Atlético Madrid de Diego Simeone –con Nahuel Molina, Rodrigo De Paul y Angel Correa de arranque– cayó 2-0 de visitante ante el Alavés, que tuvo a Nahuel Tenaglia y al ingresado Joaquín Panichelli, con goles del uruguayo Carlos Benavídez y Luis Rioja.

Asimismo, Villarreal superó 2-1 en su visita al Almería. Ilias Akhomach y el noruego Alexander Sørloth sobre el final le dieron la victoria al Submarino Amarillo; el hondureño Anthony Lozano había igualado parcialmente para el local, que contó con Lucas Robertone y el ingreso de Luka Romero.

Por último, Getafe igualó 1-1 con Real Sociedad. Ander Barrenetxea puso arriba a los vascos, pero el local lo empató con Juan Latasa.

Artículo anteriorFA Cup: Manchester United evitó el papelón y tras igualar 3 a 3 ante Coventry, ganó en los penales y avanzó a la final
Artículo siguienteBoca, de la mano de Merentiel y Cavani, le ganó el Superclásico a River por 3 a 2 en Córdoba y está en semifinales