Defensa y Justicia derrotó a Estudiantes por 1 a 0 en Florencio Varela y se metió en puestos de clasificación

Gracias a su mayor eficacia y a la solidez de su zaga, Defensa y Justicia derrotó como local a Estudiantes de La Plata por 1-0 y avanzó al tercer lugar de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional, a dos fechas del final de la fase regular.

Rodrigo Bogarín, a los 25 minutos de la primera etapa, marcó el único gol del conjunto verdeamarillo, que desplazó a su ocasional rival, que aún tiene un partido pendiente ante Boca Juniors, y a Newell’s Old Boys que el domingo visitará a Sarmiento de Junín.

En la próxima jornada, Defensa visitará a San Lorenzo en un encuentro muy complicado, mientras que Estudiantes será anfitrión de Central Córdoba de Santiago del Estero, que ya no tiene chances de clasificar pero debe sumar puntos para alejarse de la zona del descenso.

Hasta el gol de Bogarín, con el que el Halcón de Varela abrió el marcador a los 25 minutos, Estudiantes había sido más, con el buen manejo de sus volantes, entre los que resalto el uruguayo Tiago Palacios, y la profundidad que le dio a cada ataque Edwin Cetré.

Pero el equipo orientado tácticamente por Eduardo Domínguez falló a la hora de la definición y no pudo capitalizar esa supremacía en el desarrollo del encuentro.

Tras la conquista, en la que el volante paraguayo sacó un preciso remate cruzado desde fuera del área, el equipo anfitrión emparejó las cosas y si bien la visita siguió siendo un poco más y mantuvo el control de la pelota, los de Vaccari estuvieron más cerca de aumentar que el Pincha del empate.

En la parte complementaria los roles quedaron bien definidos de entrada: Estudiantes salió decidido a situarse en campo rival para buscar el empate y Defensa quedó replegado y listo para salir de contragolpe con velocidad.

Y mientras el equipo platense siguió fallando en el último cuarto del terreno de juego, el conjunto de Julio Vaccari, bien parado en el fondo con los sólidos Burgos y Ramos Mingo, cerca estuvo de aumentar a través del ingresado Leandro Godoy, quien dejó pasar una muy buena chance para liquidar el pleito sobre la media hora.

Resistió el equipo de Florencio Varela y se llevó tres puntos que necesitaba como el agua. El camino sigue siendo complicado, pero el horizonte empieza a estar más despejado.

Artículo anteriorEl lunes vuelve a aumentar la nafta
Artículo siguienteBelgrano, con el debut de Juan Cruz Real como entrenador, fue contundente y goleó a Tigre en Victoria por 4 a 1