Liga Argentina de Básquet: Ameghino vapuleó a Racing Club por un categórico 82 a 58 y confirmó su levantada

En un juego que empezó muy mal, el equipo de Villa María logró darlo vuelta y terminar disfrutando frente a Racing de Avellaneda para superarlo por 82-58. La energía de su defensa y lo largo de su plantel fueron claves para revertir el mal inicio.

El primer tiempo fueron dos partidos en uno mismo. El inicio fue todo de Racing y luego Ameghino lo emparejó y logró superarlo a su rival hasta confundirlo por completo.

El juego inició con la velocidad de Nicolás Remolina que le ganaba el duelo a Favio Vieta y de su injerencia Racing encontró siempre buenas opciones ofensivas. La puntería de Silva (dos triples) ayudó a construir el parcial 4-12 que obligó a Pablo Castro a pedir minuto.

No tardó mucho el técnico local en cambiar el plan por un equipo más defensivo. A la cancha saltaron los dos internos juveniles Nacho Ortega y Carlos Rivero junto al base Fermín Tyghesen. De a poco la defensa del local se pudo consolidar, pero en el cierre del cuarto de un triple de Silva (el tercero) le dio un aire de 14-24 a la visita.

En el segundo cuarto todo cambió cuando Ameghino consolidó un equipo muy rápido, muy defensivo y sobre todo con Barahona de alero que le dio sustento en el rebote. El ingreso de Gerbaudo fue muy positivo y Racing ya no pudo encontrar tiros fáciles. Por el contrario, forzó casi todo.

La academia se recostó en zona y apostó a que Ameghino no la meta de la línea de tres (algo que le resultó eficaz ya que el local tiró 1/12) pero el dueño de casa, con su defensa consiguió 8 recuperos, corrió la cancha y anotó, lo mismo que con sus 7 rebotes ofensivos.

El parcial de 22-4 que aplicó el conjunto de Villa María dio vuelta por completo el juego (36-26) graficando la impotencia de la vista en esta parte del encuentro. Ni el reingreso de Remolina pudo revertir la historia. El triple de Eydallín sobre la chicharra dejó el marcador 39-28.

En el segundo tiempo, Ameghino apostó a sus titulares y esta vez fueron ellos los que continuaron la gestión defensiva que había logrado el equipo con la segunda unidad. El rebote siguió siendo patrimonio del local y el goleo fue repartido, pero con Eydallín y Abeiro como destacados. En Racing el tiro de tres se agotó casi por completo (1/7 en el segmento) y en la pintura le costó mucho entrar.

Para el tramo final, Ameghino gozó de ventajas que treparon hasta 26 puntos (70-44) y con tranquilidad fue llevando el partido esperando el cierre. Castro usó los minutos para rotar el plantel, darle juego a Diego Gerbaudo que va recuperando ritmo y entraron en cancha los juveniles del largo plantel villamariense.

Racing buscó decorar un poco con la fuerza Nuñez debajo del cesto pero siguió seco con el tiro de tres (0/5 en el segmento final). El inicio de un marzo intenso para Ameghino (juega 11 partidos, nueve de ellos de local)  se dio de la mejor manera, superó por 35 puntos a Hispano y 24 puntos a Racing. El inicio de la recuperación está en marcha.

Artículo anteriorPrimera Nacional: San Martín de Tucumán y Quilmes igualaron 0 a 0 en el cierre de la quinta fecha
Artículo siguienteCopa de la Liga Profesional: Independiente buscará recuperar la cima ante el sorprendente Barracas Central en Parque Patricios