Superclásico sin ganador: River y Boca quedaron a mano 1 a 1 en un imponente estadio Monumental

River Plate y Boca Juniors empataron 1-1 en el estadio Mas Monumental, por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional. Pablo Solari para el Millonario, y Cristian Medina para el Xeneize, convirtieron los goles del Superclásico.

Se repite la historia: River no avasalla pero tampoco aprovecha sus buenos momentos y le perdona la vida, y Boca se va con la sensación de que encontró tarde su mejor versión por lo que tampoco le pudo sacar jugo. En un intenso y parejo Superclásico, con pasajes de superioridad y dominación divididos, el empate era lo más justo y fue el resultado que se dio.

El comienzo fue similar a los últimos enfrentamientos, con un River de clara vocación ofensiva y un Boca más especulador y ordenado. En ese escenario, los dos estaban cómodos porque el Millonario dominaba la pelota y por ende no sufría, pero también el Xeneize porque el local no convertía la posesión en jugadas de gol.

El correr de los minutos, las imprecisiones de River, y las aisladas aproximaciones de Boca que le hicieron dar cuenta de que si se animaba tenía con que lastimar, fue emparejando la balanza hasta terminar de inclinarla para el Xeneize, que luego de un remate al palo de Facundo Colidio terminó mejor parado.

Sin cambios en el entretiempo, el complemento lo avizoraba mejor al equipo visitante, pero el Millonario encontró lo que muchas veces le hace falta para terminar de soltarse: el gol. A los 4′, Enzo Díaz metió un buen pase profundo para Pablo Solari, quien se filtró entre Figal y Lema, ganó en velocidad y con dos remates -el primero lo atajó Romero- estampó el 1-0.

La desventaja confundió al club de La Ribera, que por errores propios y virtudes rivales acarició la lona. River tuvo la oportunidad de darle un golpe de knock out pero le perdonó la vida y en su mejor momento, Blanco desbordó al ingresado Sant’Anna y tiró un buscapié atrás que fue conectado a la red por Cristian Medina, uno de los mejores del Xeneize en la tarde Monumental.

Y a partir de allí, fue el local el que empezó a tambalear, más allá de que Romero debió aparecer para desviarle un cabezazo a Borja y en el rebote, un remate a Sant’Anna. Pero si bien Boca estaba mejor, Diego Martínez se amigó con el empate -y con no perder su primer Superclásico- y terminó jugando con siete defensores: Blondel, Advíncula, Lema, Figal, Valentini, Blanco y Fabra.

El resultado, la localía y la postura nuevamente defensiva de los de azul y oro empujó a River a buscar ganarlo sobre el final: Colidio conectó un centro pero el disparo se fue por arriba, y Mastantuono sacó un sablazo de derecha que acarició el travesaño. Boca también tuvo la suya con un toque de Merentiel para anticipar un centro que se fue por el costado.

Con el empate, River alcanzó la cima de la Zona A con 13 puntos, mientras que Boca suma 10 unidades y está séptimo en la Zona B. En la próxima fecha, el Millonario visitará a Talleres de Córdoba el sábado, y el Xeneize recibirá a Belgrano de Córdoba el domingo.

Artículo anteriorLos Pumas ‘7 aplastaron a Nueva Zelanda por 36 a 12 y se consagraron tricampeones del Seven de Vancouver
Artículo siguienteMajor League Soccer: Lionel Messi apareció sobre el cierre y decretó el empate 1 a 1 entre Inter Miami y L.A. Galaxy