El 1 de marzo retirarán el estacionamiento en 45 grados de las avenidas Alem e Yrigoyen

El intendente Eduardo Accastello, como parte de un plan integral de ordenamiento urbano y dando respuesta a la demanda cotidiana de vecinos y vecinas que transitan por el sector, dispuso que desde el 1 de marzo las avenidas Leandro N. Alem e Hipólito Yrigoyen ya no contarán con dársenas de estacionamiento en 45 grados.

Sobre el particular, Accastello expresó: Está decisión de retirar el estacionamiento en 45 grados de las avenidas Alem e Yrigoyen desde marzo, es la primera de muchas medidas que se van a tomar para solucionar problemas recurrentes de tránsito y poner a Villa María a la altura de una gran ciudad, que ya está llegando a los 100 mil habitantes

Cabe destacar que la obra de remodelación del Centro Comercial a Cielo Abierto y sus consecuentes modificaciones, resultan en una menor capacidad de espacio destinado al estacionamiento vehicular en la zona céntrica de la ciudad, problemática a la que se le va a brindar una solución integral que se anunciará en los próximos días.

A partir de un relevamiento completo de la situación y un diagnostico que contó con el asesoramiento de especialistas en la materia, Accastello tomó la decisión de priorizar la normal circulación de vehículos y así evitar obstrucciones por maniobras riesgosas y embotellamientos que puedan poner en riesgo la integridad fisica de conductores y conductoras.

Cabe señalar que, a la disposición de arterias en cercanías de ambas avenidas, está condicionada por el subnivel y el paso del ferrocarril, lo que suma dificultad a la coordinación de semáforos y por ende a la normal circulación.

Toda esta temática se está abordando desde la asunción de Accastello para que Villa María acondicione su ordenamiento de tránsito al que corresponde a una gran ciudad.

Artículo anteriorEl Inter Miami, con la presencia estelar de Lionel Messi, juega su segundo amistoso frente a FC Dallas
Artículo siguienteSe podrá comprar choripanes, locro y bebidas en el recorrido peñero con tarjetas de crédito