Wimbledon: Comesaña cayó ante el italiano Musetti por 6-2, 6-7, 7-6 y 6-3 y quedó eliminado en la tercera ronda

La aventura de Francisco Comesaña en Wimbledon llegó a su fin. Luego de un torneo soñado, que incluyó un triunfo sobre el número seis del mundo en su primera experiencia en un certamen de Grand Slam, el marplatense cayó por 6-2, 6-7 (4-7), 7-6 (7-3) y 6-3 ante el italiano Lorenzo Musetti, que aprovechó su mayor experiencia para definir el duelo a su favor y meterse en los octavos de final.

Comesaña, número 122 del mundo, completó un Wimbledon espectacular, ganando sus dos primeros partidos de Grand Slam, ante Andrey Rublev y Adam Walton, y forzando hasta el cuarto set a Musetti, que venía de llegar a la final de Queen’s hace dos semanas. El argentino, gracias a este resultado, regresará al Top 100 y al término de Wimbledon será el 99 del ranking.

El partido ante Musetti fue una montaña rusa sobre todo por las detenciones por lluvia, que obligaron a suspender el encuentro el viernes y trasladarlo al sábado, aunque las incidencias metereológicas obligaron a que no se pudiera reanudar hasta bien entrada la tarde, una vez acabó el duelo entre Barbora Krejcikova y Jessica Bouzas.

Más allá del buen juego de Comesaña, los detalles terminaron inclinando la balanza para Musetti, que salvó una pelota de set para quedar 2-1 en contra y luego consiguió el golpe anímico de quedarse con el tie break. Luego, resolvió rápido y evitó una nueva suspensión cuando empezaba a caer la noche en Londres. En la próxima ronda, en su primera vez en los octavos de final de Wimbledon, el italiano se topará con el cañonero francés Giovani Mpetshi Perricard, el mejor sacador del torneo con 105 aces en tres partidos. El galo, además, es el cuarto tenista en la Era Abierta (desde 1968) en alcanzar la cuarta ronda como ‘lucky loser’, tras Bernard Mitton (1973), Jaidip Mukherjea (1973) y Dick Norman (1995). 

En tanto, el serbio Novak Djokovic se recuperó de un mal inicio y se impuso por 4-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (7-3) al australiano Alexei Popyrin para meterse en los octavos de final. El exnúmero uno del mundo, que busca su vigésimo quinto título de Grand Slam, se medirá en la próxima instancia con el danés Holger Rune, que levantó una desventaja de dos sets antes de vencer al francés Quentin Halys.

Artículo anteriorRugby: Francia impuso su juego y consiguió un claro triunfo sobre Los Pumas en Mendoza por 28 a 13
Artículo siguienteEurocopa: Inglaterra, con mucho sufrimiento y sin jugar bien, superó a Suiza en los penales y avanzó a las semifinales