Wimbledon: Alcaraz le ganó un durísimo partido a Tiafoe por 5-7, 6-2, 4-6, 7-6 y 6-2 y se instaló en los octavos de final

El tenista español Carlos Alcaraz avanzó este viernes a los octavos de final de Wimbledon, tercer ‘Grand Slam’ de la temporada que se disputa sobre la superficie de hierba, tras una sufrida victoria ante el estadounidense Frances Tiafoe, número 29 del mundo, con remontada incluida, en cinco sets (5-7, 6-2, 4-6, 7-6(2), 6-2) y tres horas y 53 minutos de partido. Alcaraz se metió en los octavos de Wimbledon por tercer año consecutivo, manteniendo intactas sus opciones de revalidar el título de campeón logrado la temporada pasada. Todo ello, a pesar de tener enfrente a un notable Tiafoe que llegó a ir 2-1 en sets arriba en el marcador. Sin embargo, se topó un Alcaraz sobresaliente en el ‘tie break’ del cuarto set (7-2), y que no dio opción en la quinta y definitiva manga (6-2). El tenista murciano reaccionó a tiempo a tres primeros sets en los que estuvo errático –28 errores no forzados– y poco efectivo en sus golpes definitivos –solo 31 ganadores–. Una dinámica a la que dio la vuelta en los dos últimos sets, en los que estuvo inmaculado con el servicio –no concedió ninguna rotura– a la vez que seguro con su tenis –11 errores no forzados–. El español entró bien con su servicio en el partido, sin apenas sufrir hasta su tercer turno, en el que tuvo que salvar la primera pelota de rotura en contra. Un subidón de moral que hizo que, tras ir ganando poco a poco sensaciones al resto, romper por primera vez el servicio de Tiafoe. Sin embargo, con 4-2 en el marcador y todo a su favor –30-0 en el juego– para asestar un golpe a la primera manga, el murciano vio como el estadounidense devolvía el ‘break’. Tiafoe, con la confianza de haber superado un momento difícil de partido, dispuso de hasta tres bolas de rotura en el siguiente turno de saque de Alcaraz, pero el murciano fue capaz de salvarlas gracias a buenos primeros. No pudo hacer lo mismo en el 11º juego, en el que el estadounidense volvió a quebrar el saque del español. Una ventaja que no desaprovechó para cerrar el set en blanco con su saque. Alcaraz necesitaba mejorar su porcentaje con el primero (61%) y la cantidad de errores no forzados (13) en el segundo set si no quería que el partido continuara complicándose, y con esas intenciones arrancó la segunda manga. Y, como ocurriera en el primer set, un Alcaraz de menos a más en el resto consiguió romper el saque de Tiafoe en el sexto juego en la segunda oportunidad que tuvo. Esta vez no lo dejaría escapar, incluso volvió a quebrar el servicio del norteamericano en octavo juego y poner el 6-2 definitivo. Alcaraz había conseguido a base de ordenar su juego –solo cuatro errores no forzados y seis de nueve puntos ganados en la red– y estar mucho más incisivo con sus golpes –11 golpes ganadores– poner las tablas en el marcador y darle la vuelta a una inercia de encuentro peligrosa. Sin embargo, esa reacción no se prolongaría al tercer set. En la tercera manga del partido, Alcaraz bajó un puntito su juego y se vio sorprendido por un excelso Tiafoe, que apenas cometió tres errores no forzados por los nueve golpes ganadores que conectó. Eso sí, solo lograría romper en una ocasión el servicio del español, aunque ese único ‘break’ sería suficiente para llevarse el set (6-4). Se complicaba mucho el partido para Alcaraz que, por primera vez en el torneo, se encontraba en el alambre. Y con el borde del precipicio cerca, Alcaraz volvió a recuperar las buenas sensaciones del segundo set al servicio. Un buen nivel con el saque que también vivía Tiafoe, inapelable con su primer saque desde la tercera manga. En esa tónica, manteniendo sus saques se llegó hasta el final del set, por lo que el ‘tie break’ fue inevitable. El desempate arrancó bien para Alcaraz con un 5-0 de parcial que sería a la postre definitivo (7-2). Imperial el español en su momento más tenso del torneo. En la quinta y definitiva manga del partido, el murciano corroboró el buen nivel mostrado en el ‘tie break’ del cuarto y, en el tercer juego quebró el saque de Tiafoe para coger la iniciativa en el marcador (2-1). Un liderazgo en el electrónico que se acrecentaría hasta el 5-1. Ahí, llegaría el último juego del estadounidense en el partido, ya que en el octavo juego del partido, Alcaraz sellaría la victoria y el pase a octavos de final tras casi cuatro horas de partido. En la ronda de octavos de final, el murciano se verá las caras con el vencedor del duelo entre estadounidense Brandon Nakashima y el francés Ugo Humbert, rivales, a priori, menos peligrosos que Tiafoe.

Artículo anteriorJeremías Ledesma se hizo la revisión médica y será nuevo jugador de River
Artículo siguienteEurocopa: España eliminó al anfitrión Alemania con un gol en el último minuto del suplementario y es semifinalista