Messi volvió a entrenar y la Selección ya está en Houston

Con rival conocido para los cuartos de final, en la Selección Argentina todo pasa por el estado físico de Lionel Messi, ausente en el último partido por sus molestias en el aductor derecho. El equipo se entrenó este lunes por la mañana en Miami y por la tarde viajó hacia Houston, sede del choque del jueves ante Ecuador.

La buena noticia fue la reaparición del capitán junto a sus compañeros durante la práctica en la Universidad Internacional de Miami. Messi hizo trabajos de kinesiología en la previa y luego se sumó al grupo a las órdenes de Scaloni, aunque sin forzar demasiado durante los ejercicios iniciales de circulación y recuperación de pelota, y el fútbol reducido del final. Como para ilusionar con su recuperación, la AFA se encargó de publicar entre las imágenes del entrenamiento una del rosarino en contacto con la pelota.

Vale recordar que Messi sintió la molestia en el aductor durante los minutos iniciales del partido del martes pasado contra Chile y hasta se temió con un desgarro. Tras el encuentro, se informó que la lesión fue apenas una contractura y la recuperación le demandaría cerca de diez días. De ser correcta la estimación, la cita ante Ecuador cae en el noveno día post lesión por lo que la presencia del capitán no está para nada asegurada.

En Houston, ciudad más poblada del Estado de Texas, la Selección entrenará martes y miércoles por la tarde en el estadio del Houston Dynamo, club donde juegan los exNewell’s Franco Escobar y Ezequiel Ponce.

La actividad albiceleste en el sur yanqui contempla también la conferencia de prensa de Scaloni, quien volverá a brindar la charla previa al partido luego de ausentarse de la última por la sanción de Conmebol -Walter Samuel tomó su lugar-. Esta será a las 15:30, casi que en simultáneo con el «banderazo» anunciado por los hinchas argentinos en un parque público de Houston (a las 15).

El partido será en otro estadio, el NRG -por el patrocinio de una empresa de energía-, propiedad del condado texano de Harris, con capacidad para 72 mil espectadores y habitualmente utilizado por un equipo de fútbol americano, los Houston Texans. Se distingue por su techo retráctil.

Del otro lado estará Ecuador, que viene conseguir una clasificación sufrida luego de empatar sin goles con México y zafar de un penal en el último minuto -el VAR dio marcha atrás con la decisión del árbitro-. En lo que va de Copa, la Tri también perdió con Venezuela (1-2) y superó a Jamaica (3-1).

El último antecedente entre argentinos y ecuatorianos es bien reciente ya que se enfrentaron en un amistoso preparatorio para esta Copa. Fue 1-0 con un lindo gol de Di María tras gran pase de Cuti Romero haciendo las veces de número 10. En aquel testeo Scaloni utilizó a casi todos sus titulares con las excepciones de Alexis Mac Allister y Messi, quien jugó los últimos 40 minutos.

El domino argentino se refleja en el historial y se profundiza notablemente en los choques por Copa. El mano a mano general tiene arriba a la Argentina con 24 triunfos contra cinco, y once empates. En tanto que por la Copa la cosa toma dimensiones bestiales: 11 victorias y cinco igualdades, sin derrotas. Incluso en la Copa de 1942 la Selección registró la goleada máxima de su historia, justamente ante Ecuador. Fue 12 a 0 -seis en cada tiempo- en el Centenario de Montevideo con aportes de notables como el «Charro» Moreno (cinco gritos), Herminio Masantonio (cuatro), Enrique «Chueco» García, Adolfo «Bomba» Pedernera y Ángel Perucca, apodado «El Portón de América» por sus cualidades defensivas.

Artículo anteriorWimbledon: Báez, Navone y Podoroska perdieron y dijeron adiós en la primera ronda
Artículo siguienteEurocopa: Gracias a un gol en contra, Francia derrotó a Bélgica por 1 a 0 y clasificó a los cuartos de final