Olympiacos derrotó a la Fiorentina por 1 a 0 en tiempo suplementario y se consagró campeón de la Conference League

Con un gol del marroquí Ayoub ElKaabi a los 115 minutos del segundo tiempo del alargue, Olympiacos de Grecia derrotó 1 a 0 a Fiorentina de Italia y se consagró campeón de la UEFA Conference League. Para la Fiore, nada menos que su segundo subcampeonato consecutivo en el certamen.

El partido, que había terminado igualado en cero en los 90, se jugó en el estadio OPAP Arena, ubicado en un barrio al noroeste de Atenas, y contó con la presencia de cinco jugadores argentinos: el volante Santiago Hezze (autor de la asistencia en el gol griego) y el lateral izquierdo Francisco Ortega fueron titulares en Olympiacos al igual que Lucas Martínez Quarta y Nicolás Gonzalez en Fiorentina, en tanto que Lucas Beltrán jugó los últimos 15 minutos del tiempo extra para el equipo italiano en el que no ingresó Gino Infantino.

Además, Olympiacos hizo historia al convertirse en el primer equipo griego que logra ganar una copa europea de clubes. El único que antes había llegado a una final continental hasta hoy había sido Panathinaikos, que definió en 1971 la Copa de Campeones de Europa ante Ajax y perdió 2 a 0 en Londres.

Esta fue la tercera edición de la Conference League, innovación de muy buen impacto en el fútbol europeo y comparable a la Copa Conmebol sudamericana de los años ’90. La primera la ganó la Roma de Mourinho en 2022 y la segunda, el West Ham en 2023.

El Olympiacos, tercero en la Superliga griega de 2023, arribó a la Conference desde la Europa League ya que fue tercero en su grupo. El conjunto de El Pireo tuvo que jugar 16avos de final ante el Ferencvaros (1-0 en Grecia y 1-0 en Hungría); luego dejó en el camino al Maccabi Tel Aviv en una serie inverosímil (1-4 en Grecia y 6-1 en Serbia, ya que no se pudo jugar en Israel); al Fenerbahce (3-2 en Turquía, 0-1 en Grecia y 3-2 en los penales) y al Aston Villa (4-2 en Inglaterra y 2-0 en El Pireo).

El marroquí El Kaabi terminó como goleador de la Copa con 11 tantos. El delantero de 30 años es una de las grandes revelaciones de la temporada, ya que llegó al fútbol giego el año pasado luego de hacer toda su carrera en el fútbol de su país, China, Qatar y Turquía.

Artículo anteriorCopa Libertadores: Talleres perdió ante San Pablo por 2 a 0, cedió el invicto y terminó segundo en el Grupo B
Artículo siguienteCopa Sudamericana: Boca aplastó a Nacional Potosí por 4 a 0, pero no le alcanzó y deberá jugar el repechaje