Athletic Bilbao y Mallorca definirán al nuevo campeón de la Copa del Rey

La final de la Copa del Rey 2023-24 entre Athletic Bilbao y Mallorca contará con la innovación reglamentaria del fuera de juego semiautomático, además del VAR. Esta tecnología ya se implementó en el Mundial de Qatar 2022anulando un gol de Ecuador ante Qatar o el de Lautaro Martínez en Selección Argentina vs. Arabia Saudita, la Champions League y la Serie A, entre otras ligas.

Pero, ¿de qué se trata? El offside semiautomático funciona gracias a 12 cámaras especializadas instaladas bajo el techo de cada estadio capaces de seguir 29 puntos corporales diferentes por jugador, datos que se tomarán 50 veces por segundo.

Lo que permite determinar con gran exactitud la posición de cada futbolista en el campo de juego, así como también sus extremidades y todas las partes del cuerpo que entran en juego para validar o no un offside.

Además de las cámaras, hay que sumarle un balón que manda 500 señales por segundo y permite acceder al momento justo en el que se produce el último pase previo a la jugada del offside.

El sistema SAOT es el que se utiliza para esta nueva herramienta y posibilita que cada jugada esté acompañada de una recreación en 3D para observar la posición de cada uno de los futbolistas en una situación de offside.

De todas maneras, todo tendrá que ser revisado por la sala VAR, que se comunicará con el árbitro de campo en caso de existir una posición indebida. La idea es que el proceso se realice en el menor tiempo posible, teniendo una decisión en unos 25 segundos.

Artículo anteriorBoca, sin Cavani, afronta un duelo crucial en Rosario ante Newell’s en su lucha por meterse entre los ocho mejores
Artículo siguienteDesbarataron dos invernaderos de marihuana en Villa María y Villa Nueva