Mariano Navone le ganó al tunecino Dougaz por 6-3 y 6-2 en su debut en Marrakech

Mariano Navone venía de más de un mes de ausencias en el circuito de la ATP, pero el tenista argentino no sufrió la falta de ritmo en la cancha y se despachó con comodidad en su debut en Marrakech donde derrotó 6-3 y 6-2 al tunecino Aziz Dougaz (234° del mundo) en primera ronda.

Tras el ATP 500 de Rio de Janeiro, que fue un antes y un después en su carrera por haber llegado a la final y haberlo hecho crecer más de 50 puestos en el ranking mundial, el oriundo de 9 de julio mantiene su nivel después de tomarse algunas semanas para modificar su calendario y establecer nuevos objetivos.

El argentino inició como séptimo precasificado y tuvo un excelente encuentro de principio a fin, una exhibición del tenista nacional. Con un gran porcentaje de saque y una iniciativa dentro de la cancha que acompañó constantemente con gran intensidad desde el fondo de la cancha. Totalizó 76 por ciento de puntos ganados con su primer servicio, tres break points concretados y ninguna oportunidad de rotura concedida en una hora y 16 minutos de juego.

Ahora deberá enfrentarse al ganador del duelo entre el español Albert Ramos-Viñolas (103°) y el suizo Stanislas Wawrinka (82°). Ante ninguno de los dos tiene antecedentes.

Lourdes Carlé sigue adelante en el Open Catalunya Ciutat de La Bisbal

La argentina dijo presente en el torneo que se disputa en cataluña tras derrotas en sets corridos a la checa Sara Bejlek por 6-1 y 6-3. La ubicada en el puesto 98 del ranking mundial de la WTA se impuso con autoridad al aprovechas cuatro de los nueve break points que tuvo (su rival no pudo quebrar en ninguna de las cuatro ocasiones que tuvo), logró un 68 por ciento de puntos con su primer servicio y un 75 del segundo, item en el que su rival estuvo muy baja registrando solamente un 49 por ciento. Ahora, por los octavos de final deberá enfrentar a la nacida en Andorra Victoria Jiménez Kasintseva este miércoles en horario a definir.

Artículo anteriorMurió a los 42 años una odontóloga de dengue
Artículo siguienteCopa Sudamericana: Belgrano y un estreno complicado ante un candidato como Internacional de Porto Alegre