Copa Argentina: Tigre le ganaba a Chacarita por 1 a 0, pero el partido fue suspendido por agresión a un futbolista del Funebrero

Y cuando la Copa Argentina en sus 32vos de final albergaba uno de los clásicos con historia, entre Tigre y Chacarita, la cosa terminó mal luego de que un plateista del Matador lanzó una botella llena de agua que terminó impactando sobre el ojo de Fernando Brandán, un jugador del Funebrero, y luego de largos minutos Ariel Penel decidió suspender el partido.

Desde el juego, Chaca había dominado en la primera parte y al empezar el segundo tiempo Tigre comenzó mejor. Tal es así, que a los cinco minutos del complemento Brahian Alemán marcó un gol desde afuera del área luego de casi 600 minutos sin convertir para el equipo de Victoria, pero nada iba importar con todo lo que sucedió apenas 60 segundos después.

Agustín Cardozo vio la segunda tarjeta amarilla, en una polémica jugada, y Ariel Penel lo expulsó. El Matador se quedó con uno menos y en medio de la discusión de los jugadores del equipo de Pipo Gorosito llegó una agresión que hizo demorar todo el juego.

Mientras Cardozo, y algunos jugadores más de Tigre, discutían con Penel, desde la platea del Matador llegó un botellazo que dio en la cabeza del jugador de Chacarita Fernando Brandán, quien cayó al suelo tras la agresión. Allí los médicos del Funebrero ingresaron rápidamente para atender al ex All Boys y Temperley entre otros y los profesionales determinaron que el jugador no estaba para continuar.

Luego de que médicos de ambos clubes intercambiaran palabras con la terna arbitral y que Chaca diga que «el futbolista no puede continuar», Penel tomó la decisión de suspender el partido que se llevaba a cabo en la tarde de Sarandí.

Aprevide actuó de manera rápido e informó que fue detenido Axel Ivan Genes, la persona que lanzó el proyectil que determinó la suspensión del encuentro, y tomará sanciones severas contra el hincha.

¿Lo curioso? Los bancos estaban invertidos con la gente, la parcialidad de Tigre tenía debajo al banco de suplentes de Chacarita y viceversa. Una cuestión que se llevó a cabo antes de iniciar el juego y que todos quisieron cambiar pero el operativo y la organización de la Copa Argentina así lo determinó.

«No ve bien, tiene una inflamación en el lóbulo. Ayer Brandán fue papá y no sé si hoy podrá ver al hijo. Desde lo humano me siento mal, tengo que priorizar lo humano. El jugador me dijo ‘no puedo seguir, estoy mareado y no veo bien’ y a mi me dolió. Se lo plantee a Ariel (Penel)», dijo Aníbal Biggeri el DT de Chacarita.

«Gorosito quiso el banco local, y nosotros planteamos que podía suceder lo que sucedió. Nosotros lo planteamos (cambiar los bancos) pero fue un capricho del técnico rival y luego era una decisión tomada. El señor Gorosito no quiso cambiar de banco. ‘Esto pasa porque vos no quisiste cambiar los bancos’ le dije a Gorosito y él me respondió: ‘te voy cagar a trompadas‘», explicó el presidente de Chaca Néstor Di Pierro

«El presidente es un pavo porque es mentira. No tengo ni idea el banco que nos tocaba. Que diga quién dijo eso. Hay una parte que organiza. ¿A vos te parece que voy a decir que no? Que no hablen pavadas. Que hablen de fútbol pero no digan pavadas», dijo Pipo Gorosito tras los dichos.

«Vi el video, no hay que cabecearla tampoco. Mira el video, fijate. Él corrió a un jugador de Tigre y termina cabeceando, hay imágenes que son un poquito confusas. No corresponde, somos colegas, somos adversarios y no somos enemigos», sentenció Gorosito no creyendo la situación.

Ayelen Pucci, la doctora de Chaca, también comentó el informe que le presentó al árbitro principal: «Traumatismo en la región ocular en la arcada cigomática derecha (pómulo) y el exámen físico que está con una inyección conjuntival con un edema en la zona, dolor, dificultad para la movilidad del globo ocular (el ojo), con fotopsias (puntitos, centelleos o estrellitas que se ven). Hay ver cómo evoluciona esto. No puede ver en esa región del ojo por el momento», detalló la galena.

Ahora, el informe irá al Tribunal de Disciplina en donde se determinará qué pasará con lo que resta del juego. Se jugaban 52 minutos cuando sucedió el hecho. Se verá si continuará sin público o si se dará por ganado al equipo que recibió la agresión.

Artículo anteriorChampions League: Nápoli y Barcelona igualaron 1 a 1 y Porto venció sobre la hora al Arsenal por 1 a 0
Artículo siguienteCopa Argentina: Vélez, con mucho sufrimiento, venció a Sportivo Las Parejas por 2 a 1 y avanzó a los 16avos de final