San Lorenzo se aprovechó del mal momento de Tigre, le ganó por 2 a 0 y consiguió su primera victoria

San Lorenzo cosechó su primera victoria en la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, al imponerse esta tarde como local a Tigre por 2 a 0 en partido de la sexta fecha de la zona B. San Lorenzo, que sumaba tres empates y dos caídas, venció con goles del paraguayo Adam Bareiro (22m PT) y el colombiano Diego Herazo (47m ST, su debut en la red).

Tigre, que sufrió las expulsiones del volante uruguayo Brahian Alemán (12m ST) y Facundo Giacopuzzi (39m ST), sigue sin ganar, cierra la zona con apenas un punto y es el único equipo que no marcó goles en lo que va del certamen.

En la primera etapa los dirigidos por Rubén Darío Insúa presionaron de entrada al «Matador». El equipo «Santo» aprovechó los avances que gestaron Giay e Iván Leguizamón y a los 22 minutos Nahuel «Perrito» Barrios envió un centro que cabeceó Bareiro, quien estaba parado a la izquierda del área grande y la puso al ángulo derecho del arco rival.

En la segunda etapa el entrenador del «Matador», Néstor «Pipo» Gorosito, apostó a los cambios para darle al equipo mayor manejo de la pelota en el mediocampo con los ingresos de Juan Cruz Esquivel y Ezequiel Fordaz. La estrategia de Gorosito dio resultado y en este segmento del encuentro Tigre empezó a presionar al dueño de casa.

Tigre se resignó definitivamente cinco minutos antes del cierre por una segunda expulsión, la de Facundo Giacopuzzi; y antes del pitazo final hubo tiempo para el primer festejo de Herazo.

Así San Lorenzo se sacó la espina, festejó su primer triunfo en el certamen y dejó a Tigre más hundido en su crisis.

En la próxima fecha, la séptima, San Lorenzo se medirá ante su clásico rival, Huracán, como visitante, el sábado 24 a partir de las 19:30; mientras que Tigre viajará a Liniers para enfrentarse ante Vélez el lunes 26 desde las 21:30.

Artículo anteriorMbappé fue suplente, entró y sentenció el triunfo del líder París Saint Germain por 2 a 0 sobre Nantes
Artículo siguienteGodoy Cruz le puso un freno al presente arrollador de Racing, lo derrotó por 2 a 0 y mantuvo la cima y el invicto