Newell’s, con otro gran partido de Banega, derrotó a Belgrano por 1 a 0 y lidera la Zona B con puntaje perfecto

Ever Banega intentó poner paños fríos a la ilusión de los hinchas de Newell’s tras los dos éxitos iniciales. «Debemos ser prudentes», analizó en la previa. Pero qué difícil se le hará al público rojinegro moderar sus expectativas luego de un nuevo triunfo y otra exhibición de su número diez y capitán, gestor del gol del 1 a 0 sobre Belgrano en la noche del domingo en el Marcelo Bielsa, para que el equipo lidere la Zona B de la Copa de la Liga.

La cosa había estado bastante pareja hasta entonces. Mucha cautela por ambos lados y apenas unas magias de Banega en mitad de cancha, como para sacudir la modorra en la noche rosarina.

Pero se ve que algo sintió o notó el exBoca una vez cruzados los primeros 10 minutos del segundo tiempo, ya que empezó a correr alocadamente y para todos lados en defensa. Y aunque no pudo recuperar la pelota -incluso terminó en el piso y desairado por Quignón- les señaló el camino a sus compañeros.

A partir de allí, Newell’s ajustó tuercas en defensa y, justo cuando el comentarista televisivo (Fernando Niembro) definía al partido como «un horror», el equipo local se inspiró. A los 62, el lateral Martino recuperó muy bien en campo propio, abrió con Aguirre y el pibe hizo lo que todo jugador de este Newell’s tiene que hacer: ubicar a Banega.

Ever se tomó venganza de Quignón y, con un movimiento, lo dejó sentado antes de abrir con el uruguayo «Hulk» Méndez -otro de muy buen partido-, quien avanzó unos metros y terminó cediendo nuevamente con Banega que, a pura sabiduría, la pinchó al área para encontrar la cabeza goleadora del uruguayo Juan Ramírez.

El Colorado, a quien Newell’s trajo a cambio de varios millones en este receso, por ahora no decepciona: segundo gol en tres partidos para esta versión rojinegra repleta de orientales. Ante Belgrano fueron cuatro los uruguayos titulares (Méndez, Ramírez, Rodrigo Fernández y Guillermo May), además del entrenador, claro, Mauricio Larriera.

Banega entregó un lujo más antes de salir reemplazado y ganarse todos los aplausos en su regreso al Coloso, ya que las dos primeras fechas las jugó de visitante (1-0 en Santiago del Estero y 2-0 en Lanús).

De la mano de su capitán y de su nuevo goleador, Newell’s es líder con puntaje perfecto y se ilusiona, aunque sólo vayan tres fechas y sean dos fases. Además, que haya vencido a Belgrano (un punto) no es un dato menor: el Pirata lidera el historial entre ambos y Newell’s no le ganaba desde 2013, aquel Apertura donde fue campeón. Habían pasado nueve partidos (cuatro éxitos cordobeses) y once años.

Artículo anteriorCopa Davis: Sebastián Báez ganó el punto decisivo y le dio una angustiosa clasificación a Argentina frente a Kazajistán en Rosario
Artículo siguienteRiver brindó una exhibición de fútbol y con triplete de Borja, vapuleó a Vélez por 5 a 0 en el Monumental