Atlético Madrid fue superado claramente por Athletic Bilbao 2 a 0 en San Mamés y no pudo arrimarse a la cima

El Atlético de Madrid perdió este sábado por 2-0 en su visita al Athletic Club, que celebró con una gran victoria la clausura de su 125º aniversario, en un partido correspondiente a la jornada 17 de LaLiga EA Sports y que mostró una versión horrible de los colchoneros sobre el césped bilbaíno. En el Estadio de San Mamés, tras el saque de honor efectuado por el golfista vizcaíno Jon Rahm vistiendo una camiseta negra de José Ángel Iribar, comenzaron los locales como una exhalación. La primera ocasión, y clarísima, fue un derechazo de Gorka Guruzeta por abajo cuando corría el minuto 5 y que Jan Oblak, de manera magistral, repelió a un lado. Otro aviso llegó en el minuto 8, con un tiro de Ander Herrera desde la corona del área y que nuevamente probó los reflejos del portero esloveno. En el 12′, a raíz de un fallo de Axel Witsel en la salida del balón, Iñaki Williams rozó el gol con un disparo raso que se topó con el poste. El equipo entrenado por Diego Pablo Simeone estaba grogui, incapaz de frenar al rival ni de conectar con sus delanteros titulares, Álvaro Morata y Antoine Griezmann. Hasta alcanzar el cuarto de hora no apareció ‘El Principito’, con un zurdazo lejano al saque de una falta y que Unai Simón no pudo atrapar, aunque despejó raudo uno de sus compañeros. Oihan Sancet se sumó al desparpajo ofensivo de los ‘leones’ en el minuto 19, mediante un remate con la diestra en un buen gesto con su tobillo. Paró Oblak, que apenas daba abasto, pues tres minutos después impidió con el pecho que un derechazo de Nico Williams se convirtiera en gol. Solamente atacó el equipo colchonero una vez más en la primera mitad, cuando Griezmann enganchó un zurdazo en un contragolpe sobrepasada la media hora, pero que Unai Simón atajó sin problemas. Desde ese instante hasta el descanso, el Athletic dio un ‘baño’ a su adversario, aunque sin marcar. En el minuto 35, Iñaki Williams filtró un pase en largo por la banda derecha a su hermano Nico y éste se metió en el área colchonera; ahí recortó al central turco Caglar Söyüncü, que estrenaba titularidad a las órdenes del ‘Cholo’ Simeone y que trabó al ’11’ del Athletic. El árbitro Jesús Gil Manzano decretó penalti sin dudar, pero Sancet lo malgastó. Al intentar ajustar su lanzamiento a la escuadra, Sancet mandó el balón a la grada. No obstante, San Mamés respondió con aplausos de ánimo a su mediapunta, que cerca estuvo de enmendar su error gracias a un buen tiro en la última ocasión del primer tiempo. Justo antes, Saúl Ñíguez había tapado otro disparo peligroso de Iñaki Williams. En esos compases finales antes de ir a vestuarios, el pequeño de los Williams también había merodeado el 1-0 con un derechazo al poste tras un magnífico reverso dentro del área. Esa jugada evidenció la horrible defensa de un Atlético que milagrosamente se marchó al intermedio con 0-0. CAMBIOS INSERVIBLES DEL ‘CHOLO’ Simeone señaló de manera involuntaria a Nahuel Molina y Söyüncü con sus cambios, entrando al campo Josema Giménez y Rodrigo de Paul. Pero la ‘caraja’ siguió y quedó patente al encajar el primer tanto. En un córner que no iba a ningún sitio, Iñaki Williams rescató la pelota en la banda opuesta y pasó hacia atrás para Ander Herrera, que centró al segundo palo. Ese balón, dulce y con la fuerza justa, sobrevoló las cabezas de seis futbolistas del Atlético y Guruzeta empujó a la red con su bota derecha, ante la pasividad de Oblak. Quebró entonces el muro visitante, que hasta ese instante había resistido por la habitual destreza de su guardameta. Pero ni el esloveno pudo evitar el 2-0, golazo de Nico Williams, en el 64′. Iñigo Lekue asistió en largo y por abajo en el lado derecho al dorsal 11 de los ‘leones’, que controló y se perfiló hacia dentro mientras dos rivales lo encimaban. Witsel y Hermoso le dejaron espacio, cosa que Nico aprovechó realizando un zurdazo tremendo y que superó a Oblak por arriba, alojándose el balón cerca de la escuadra. Retiró entonces Simeone a un Morata inoperante, en la línea de todo su equipo, e introdujo a César Azpilicueta para avisar de su rendición. Des el banquillo contrario, Ernesto Valverde aún no firmó el armisticio y sus pupilos buscaron el tercero. En el minuto 67, Iñaki Williams puso en aprietos a Oblak con un zurdazo, desviado por el portero a saque de esquina. Bajaron las revoluciones del partido tras una efímera lesión de Yuri Berchiche y el primer cambio hecho por Valverde, dando confianza a Mikel Vesga. Y eso provocó cierta relajación, aprovechada por el conjunto madrileño para atacar algo. Primero fue con un centro-chut de Marcos Llorente desde la derecha y luego con un zurdazo de Samu Lino al lateral de la red. El propio Llorente gozó de una ocasión de gol en el 83′, merced a un zurdazo raso tras pase de Azpilicueta; sin embargo, Unai Simón desbarató esa acción y calmó a un Athletic con los deberes hechos. Su triunfo puso a los bilbaínos con 32 puntos, asentados en el quinto puesto liguero; mientras, el Atlético permaneció con 34 puntos (y un partido menos). FICHA TÉCNICA. –RESULTADO: ATHLETIC CLUB, 2 – ATLÉTICO DE MADRID, 0 (0-0, al descanso). –ALINEACIONES. ATHLETIC CLUB: Unai Simón; Lekue, Vivian, Paredes, Yuri; Ander Herrera, Prados (Vesga, min.77); I.Williams (Jauregizar, min.85), Sancet (Unai Gómez, min.85), N.Williams (Berenguer, min.90); y Guruzeta. ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Molina (De Paul, min.46), Söyüncü (Giménez, min.46), Witsel, Hermoso, Lino; Llorente, Koke, Saúl (Memphis, min.60); Griezmann (Correa, min.59) y Morata (Azpilicueta, min.67). –GOLES. 1-0, min.51: Guruzeta. 2-0, min.64: N.Williams. –ÁRBITRO: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a De Paul (min.49) en el Atlético de Madrid. –ESTADIO: San Mamés, 48.781 espectadores. –INCIDENCIAS: El golfista español Jon Rahm, número 3 del ranking mundial, realizó el saque de honor antes del partido.

Artículo anteriorManchester City ganaba 2 a 0, pero se descuidó y el Crystal Palace rescató un milagroso empate 2 a 2
Artículo siguienteBarcelona rescató un empate con sabor a poco frente al Valencia 1 a 1 y dejó pasar la chance de descontarle al líder