Francia, por los goles de Benzema y Mbappé, superó a España por 2 a 1 y se coronó campeón de la Liga de las Naciones

Francia se consagró campeón de la segunda edición de la UEFA Nations League tras vencer a España por 2-1 en la gran final del certamen que se disputó en el estadio de San Siro (Milán, Italia). En un partido que fue de menor a mayor, los dirigidos por Didier Deschamps se alzaron con la corona gracias a los goles de dos de sus grandes figuras, Karim Benzema Kylian Mbappé.

El primer tiempo fue realmente chato y carente de emociones. En un partido que prometía por el choque de estilos que se proponía en los papeles, ambos equipos quedaron en deuda de cara al complemento. Pero estos equipos no iban a defraudar y en el segundo tiempo llegaron las mejores acciones del encuentro. Los galos avisaron a los 18 minutos con un disparo de Theo Hernández que se estrelló en el travesaño, pero fue la Roja la que golpeó primero. Un minuto después de aquella acción en la que Francia casi abre el marcador, Mikel Oyarzábal se metió en el área y marcó el 1-0.

Casi no tuvo tiempo para festejar el equipo de Luis Enrique debido a que el empate del vigente campeón del mundo llegó en un abrir y cerrar de ojos. Fue Karim Benzema el que recibió la pelota fuera del área, se acomodó en el vértice, enganchó hacia el medio para dejar pasar a su marcador y sacó un estupendo remate cruzado, inatajable para el arquero Unai Simón.

Francia no quiso dejar pasar el envión de la igualdad y fue por más: Kylian Mbappé estuvo cerca de revertir el marcador, pero no pudo concretar su oportunidad. El atacante del PSG se iba a redimir sobre los 80′ cuando capitalizó un gran pase de Theo Hernández y burló al arquero Simón con una lujosa bicicleta para luego definir al gol. El VAR marcó que no hubo posición adelantada y avaló la conquista que significó el 2-1 definitivo para los dirigidos por Didier Deschamps ante una España que pareció pecar por su juventud al no poder sostener la ventaja. Sobre el cierre, las intervenciones del arquero Hugo Lloris fueron fundamentales para sostener el triunfo y alcanzar el trofeo que en la primera edición del certamen en 2018-2019 había quedado en manos de Portugal.

Más temprano, el seleccionado italiano, vigente campeón de Europa, derrotó a Bélgica por 2 a 1, en Turín, y se quedó con el tercer puesto de la UEFA Nations League. En el Juventus Stadium ubicado en el norte del país de la bota, la Azzurra se impuso por los goles de Nicoló Barella y Domenico Berardi, de penal; mientras que el joven Charles De Ketelaere descontó para los Diablos Rojos, a cuatro minutos para el final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí