Manchester City venció sobre la hora al Borussia Dortmund por 2 a 1 y todo se definirá en Alemania

El duelo entre el Manchester City y el Borussia Dortmund estuvo a la altura de las circunstancias y con un alto nivel de juego el equipo inglés se quedó con el triunfo 2 a 1 en la ida de los cuartos de final de la Champions League.

Los primeros 15 minutos fueron de análisis entre ambos equipos. El local, lejos de desesperarse, apostó por su habitual libreto de tenencia aunque con menos verticalidad que lo usual, más atento a un posible error del adversario que a una acción de desequilibrio individual. Y este plan funcionó a la perfección.

A los 18 minutos Emre Can se equivocó en salida y le obsequió la pelota a Kevin de Bruyne, quien comandó un contragolpe perfecto ante un Borussia Dortmund completamente abierto. Phil Foden llegó al fondo por izquierda, lanzó un buscapié cruzado para Riyad Mahrez y éste, tras dominar incómodo, soltó atrás para que el belga defina todo con un derechazo potente en el área.

El resto de la primera parte careció de situaciones de gol, ya que el conjunto alemán no pudo acertar ninguno de sus contragolpes, pero defensa fue muy eficaz y no le permitió al City generar peligro. La única polémica fue cuando el árbitro rumano Ovidio Hategan cobró un supuesto penal de Emre Can, pero tras revisar la acción en el VAR vio que no había infracción y retrocedió en su decisión. Así, la etapa inicial terminó 1 a 0.

En el complemento, el Manchester City se apagó. El Borussia Bortmund le robó por momentos la pelota, le generó algunas situaciones y desnudó todas falencias. La tenencia eterna terminó siendo previsible y Guardiola mandó a la cancha a Gabriel Jesús para buscar algo más en ataque, aunque no le sirvió demasiado.

Sin explosión, el local se ahogó en su propio juego y apenas se acercó al arco contrario en algún contragolpe aislado. Todo eso fue aprovechado por el cuadro alemán que a falta de cinco para el final gritó el 1 a 1. Bellingham juntó hombres por izquierda y buscó a Haaland, quien de espaldas al arco (una función clave que el equipo inglés no usó nunca por carecer de un centrodelantero) filtró de primera un pase perfecto para que Marco Reus reciba de frente al arco y sacuda un disparo cruzado para desatar la locura.

Pareció que la igualdad era lo que necesitaba el cuadro celeste para despertarse e intentar atacar con mucha gente. Porque tras recibir el tanto, el local salió con todo en búsqueda de la victoria que consiguió en el minuto 89, gracias a un centro de derecha a izquierda de Kevin De Bruyne para el pique de Gundogan que dominó casi sobre la línea de fondo y llegó a soltar atrás para que Foden remate y estampe el 2 a 1 final.

De esta manera, la llave quedó abierta de cara a la revancha del 14 de abril ya que el Borussia Dortmund sabe que alcanzará las semifinales ganando apenas 1 a 0, mientras que el City con un empate obtendrá el boleto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí