Que Mañana!

RADIO EN VIVO

Rugby Championship: Los Pumas lucharon, pero terminaron sucumbiendo ante los poderosos All Blacks por 46 a 24

Los All Blacks son los mejores del mundo y lo volvieron a demostrar. Sin lucirse y pese a un buen partido de Los Pumas, Nueva Zelanda festejó por 46-24 en Nelson y se llevó el bonus en el cierre de la tercera fecha del Rugby Championship.

A diferencia de lo que pasó en la mayoría de los partidos en Nueva Zelanda, los All Blacks salieron muy concentrados y a imponer su rigor. Así comenzaron con el pie derecho y el debutante Richie Mo´unga sumó sus primeros puntos con el pie. La defensa argentina era muy positiva, y en un minuto debieron salir Brodie Retallick y Ngani Laumape. En ese lapso, se vio lo mejor de los argentinos con pelota recuperada. La pelota llegó a la punta y Ramiro Moyano armó una jugada espectacular mareando a TJ Perenara y Mo´unga para su try.

Pero los de negro estaban muy metidos. Y la reacción fue inmediata: try de Nehe Milner-Skudder para darlo vuelta. El scrum no funcionaba para los dirigidos por Mario Ledesma y lo sufrían. El line tampoco estaba fino y eso hacía todo cuesta arriba. TJ Perenara sumaba un try más para estirar las diferencias.

Antes de irse al descanso, Los Pumas tuvieron varias chances para descontar. Incluso Matías Moroni había llegado al try, pero después de varias repeticiones, el TMO cobró que había tocado la línea. De poder estar 15-14 a un penal en contra y terminar 18-7 abajo.

En el complemento el inicio fue alentador. Porque lo que no pudieron hacer en el final de la etapa inicial, lo hicieron en el inicio del segundo tiempo. Nicolás Sánchez aprovechó su inteligencia en los últimos metros y descontó para volver a ilusionarse. Pero los All Blacks son los All Blacks, y a los cuatro minutos, otra vez reaccionaron con un try de Kieran Read para alejarse en el marcador.

A los 15 un momento histórico para la historia de Los Pumas: Sánchez metió un penal, pasó a Felipe Contepomi y se convirtió en el máximo goleador del rugby argentino.

Volviendo al partido, Nueva Zelanda seguía aprovechando cada chance. El tackle argentino no era contundente y los dueños de casa no dudaron. Con el nuevo try de Perenara parecía imposible dar vuelta la historia. Aunque esa jugada que los comandados por Ledesma eligieron scrum a cinco yardas rivales, que terminó en conquista de Emiliano Boffelli, daba esperanzas, los últimos 10 minutos fueron todos de los All Blacks y lo cerraron con tries de Frizell y Goodhue, dos de las figuras en la victoria en Nelson.

Los Pumas tuvieron un buen partido, pero quedaron cosas en el debe. Las infracciones, el scrum y la falta de tackle deberán ser puntos a mejorar para el próximo duelo con Australia, en Gold Coast.

8 de septiembre, 2018 a las 7:54 am