Que Mañana!

RADIO EN VIVO

Jugar y aprender a ser inventores: en el Vive y Siente, todos pueden crear en “La fábrica de fantasías” con las historias y personajes de Pablo Bernasconi

Poner un pie dentro es aceptar la invitación para acompañar a los personajes en sus aventuras, imaginar con ellos historias y animarse a crear. “Manuel Arsenio de niño soñaba con ser inventor”, se lee en el tramo inicial de “La fábrica de fantasías”, la muestra permanente e interactiva del ilustrador argentino Pablo Bernasconi, que estará durante los cinco días del Festival Vive y Siente.

El capitán Arsenio es uno de los tantos personajes de Bernasconi, quizás el más conocido por sus proyectos peculiares. A los inventores está dedicado el primer tramo del recorrido, con una extensa línea de tiempo que acerca a niños y grandes a conocer algunos datos de inventos sobresalientes como el colectivo, el secador de pelo, la cortadora de pasto o el ascensor.

Luego, el capitán se transforma en el protagonista central con sus experimentos: el “Chanchova”, “Hamstertronic” o el “Profundóptero”. Además, el visitante puede acompañarlo en sus diarios de viaje en los que relata el paso a paso de sus creaciones. “Despego del suelo, tengo control de altura, mis huesos sienten el cambio. Ya soy casi un pájaro más”, cuenta Arsenio compartiendo cómo se siente levantar los pies del suelo con su “Máquina de volar”.

El momento de poner manos e imaginación a la obra llega con el espacio para crear tal como hace Bernasconi una de sus especialidades: los collages. Con cientos de imágenes en papel los niños y niñas pueden armar sus propios personajes, mientras en las paredes de ese rincón están los Hermanos Consorcio, Malévola Mente, Narciso El Bello, el Ipnauta y muchos otros que forman parte de los cuentos. Las historias también están en el sector de la biblioteca, donde los chicos pueden sentarse, agarrar el título que más les guste y leerlo.

“¿Qué ve Bernasconi?”, es otra de las propuestas, con una selección de objetos –un serrucho, una pelota de fútbol- que parecen convencionales pero el desafío es pensarlos como algo distinto, con un uso descabellado o verlos como lo que no son.

Cerca de allí, está la maqueta de una máquina extraña, a la que los visitantes tienen que pensarle su función, y lo mismo con la muñeca Anette, imaginando cuáles son sus gustos y actividades preferidas para hacer.

El espacio final de la muestra les brinda a los que llegan, con un cartel, la consigna, a modo de interrogante: ¿Qué pasaría si de pronto todos nuestros pensamientos aparecieran escritos en el aire? En mesas y sillas, la propuesta es que dos personas se sienten una frente a la otra, e imaginen qué está pensando el otro, como si eso estuviera apareciendo en el aire y sea visible. A eso, se lo puede dibujar en hojas de papel con fibras y crayones de colores, plasmando así lo que habita dentro de la mente del otro.

“La fábrica de fantasías” está ubicada en el sector del playón deportivo del Parque de la Vida y, tal como las demás muestras permanentes, está abierta en el horario de 09:00 a 21:00 horas. La grilla completa de actividades se puede consultar y descargar en el sitio www.viveysiente.com.ar

11 de octubre, 2018 a las 11:11 pm