Que Mañana!

RADIO EN VIVO

En Villa María, se colocarán 120 nomencladores en Braille para fortalecer la autonomía y movilidad de personas ciegas y con baja visión

Los jóvenes y adultos del Centro Municipal de Rehabilitación Enrique Elissalde idearon la iniciativa y el equipo técnico de impresión 3D de la Tecnoteca la concretó a través del diseño y producción final. Así, de manera conjunta, comenzarán a colocar la próxima semana 120 nomencladores en código Braille en la zona céntrica de Villa María, adheridos a los postes ya existentes con la información sobre calles.

Este proyecto, y tal como indicó la secretaria de Inclusión Social y Familia, avanza en la decisión del intendente Martín Gill y el compromiso de trabajar para fortalecer la autonomía de las personas con discapacidad visual, ya sean ciegas o con baja visión, generando un dispositivo que ayude a la movilidad por el espacio público.

Quienes asisten al Centro Elissalde, institución que está comprendida en la Dirección de Discapacidad del municipio, detectaron la necesidad de contar con una herramienta que les permita conocer su ubicación al caminar por las calles del centro de la ciudad.

Por esto es que, más allá del trabajo operativo del equipo de Tecnoteca, de manera constante se puso a prueba el prototipo para que esté entonces adecuado a las necesidades de las personas con discapacidad visual y también con parte de los chicos que asisten se comenzará la semana que viene con la colocación de los nomencladores.

“La tecnología se pone a disposición para resolver un problema”, destacó Arias, refiriendo a los obstáculos que suelen encontrarse en la estructura de las ciudades para las personas con discapacidad. “Estas herramientas afianzan la libertad”, subrayó.

En tanto, Edgar, integrante del Centro Elissalde, expresó que “este proyecto es un avance, porque nos permite orientarnos en la ciudad y organizar nuestros recorridos”.

Cómo están hechos los nomencladores

Cada nomenclador está confeccionado mediante el sistema de impresión 3D en un material plástico que es flexible, a la vez que resistente al aire libre y perdurable. El cartel tiene escrito, en Braille, el nombre de la calle, a qué altura se encuentra y el sentido.

Además, están diseñados algunos en color azul y otros en naranja, dado que al encontrase dos nomencladores en un mismo poste –uno indicando hacia una calle y el otro, hacia la que la cruza-, puedan ser fácilmente identificados por aquellas personas que tienen baja visión y pueden observar el contraste entre los colores.

El cartel, expuesto al agua a una temperatura de 60 grados, permite su flexibilidad, doblarlo y adherirlo de este modo al poste donde ya se encuentran los nomencladores existentes.

Dónde serán colocados

La directora de Discapacidad, Verónica Chavero, indicó que los carteles estarán colocados en un área estratégica de la ciudad, como lo es el centro y, específicamente, en un conjunto de cuadras que se suceden entre el Centro de Transferencia, punto de parada de todas las líneas de transporte público urbano- hasta calle Tucumán.

Por esto, queda comprendido el sector donde se encuentran centros asistenciales y de salud, bancos y el sector comercial y de servicios.

De este modo, el sector será entre calle San Juan y calle Tucumán, y entre Alem-Irigoyen y Lisandro de la Torre-25 de Mayo. Además, está previsto en esta primera etapa la ubicación de los carteles en el tramo de San Martín, 9 de Julio y 25 de Mayo entre calles Tucumán y Mendoza.

Villa María, más accesible

Por su parte, el director de la Tecnoteca municipal, Ariel Vottero, indicó que ya se está trabajando de manera conjunta con la Secretaría de Desarrollo Urbano, Ambiente e Infraestructura para el diseño y colocación de señalética en el suelo, que permita a las personas con discapacidad visual llegar de manera correcta desde la pared hasta donde se encuentra el poste de nomenclador y leer así el cartel con la información.

Además, el intendente Martín Gill anunció, hace dos semanas, la construcción de un total de 288 rampas de accesibilidad universal en el casco céntrico, para avanzar hacia una ciudad más más inclusiva, uno de los ejes del Gobierno local.

Los nomencladores también formarán parte de este proyecto, siendo colocados sobre las barandas de las rampas en aquellas esquinas donde no se encuentren postes.

Cabe destacar que entre Tecnoteca y Discapacidad ya habían desarrollado un trabajo que resultó en la impresión de tableros de ajedrez para que los rehabilitandos pudieran aprender este juego.

Asimismo, Chavero resaltó que, en una segunda etapa, se colocarán nomencladores en las cuadras restantes de la zona céntrica hasta llegar a la Terminal de Ómnibus y al propio Centro Elissalde, ubicado sobre bulevar Sarmiento.

6 de junio, 2018 a las 9:50 am